me he topado con un articulo en la revista Wired que habla de cómo el logotipo de Google llegó a ser lo que es.

Pasó por muchos estados de colores y muchas combinaciones y al final el que se quedó fue por este motivo tan simple: Kedar, uno de los responsables dice “había muchas combinaciones de colores, al final nos quedamos con los colores primarios (rojo, verde, azul), pero en lugar de seguir un patrón, colocamos un color secundario (verde) en la letra L, de esa forma mostramos la idea de que Google no sigue las reglas”.

Así que el gran ordenador de datos en su propio logotipo nos muestra su anarquismo ;) Que incongruencia, ¿no? ¿Te hubiera gustado el penúltimo de los colores del arcoiris? ¿Alguno que te guste más que el actual?

20080212-rhpqwa8kcm16w38bj5mht5fpur.jpg

Anuncios